martes, 9 de febrero de 2016

Semillas de chía.

Semillas de chía. 


Durante miles de años la chía ha sido un alimento básico en las civilizaciones maya y azteca y con razón, ya que las semillas de chía están repletas de vitaminas, minerales y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas y nos proporcionan muchos beneficios...

Son ideales para deportistas, y una elección totalmente saludable para el día a día de cualquier persona. Además, como te comentábamos, estas nutritivas semillas se pueden incorporar en cualquier comida sin cambiar su sabor. En las sopas, en las ensaladas, en los yogures, en los cereales... ¡Puedes combinarlas con lo que más te apetezca! Incluso puedes hacer tus propias recetas de siempre, como muffins, pasteles o incluso el empanado de tus filetes con estas deliciosas semillas.

La nutricionista británica Madeleine Shaw explica que las semillas de chía no contienen gluten, son saludables y contienen Omega 3, antioxidantes y fibra. Aquí tienes algunos de sus nutrientes:

• 5 veces más la cantidad de calcio que la leche.

• 3 veces más la cantidad de antioxidantes que los arándanos.

• 3 veces más la cantidad de hierro que las espinacas.

• 2 veces más la cantidad de fibra que la avena.

• 2 veces más la cantidad de proteínas que cualquier verdura.

• 2 veces más la cantidad de potasio que el plátano.


1- Hidrata:
Absorben entre 10-12 veces su peso en agua. 

2- Fuente saludable de Omega 3.
El Omega 3 es bueno para el sistema nervioso central, para las células y para muchos de nuestros órganos vitales. 

3-Protegen de los efectos nocivos del medio ambiente. 
Consumir chía diariamente ayuda a una protección óptima debido a sus nutrientes. 

4- Aporte extra de energía. 
Te activa más.

5- Calman el dolor de las articulaciones. 
Los ácidos grasos Omega 3 proporcionan propiedades antinflamatorias, por lo que si tomas chía diariamente notarás que se reduce notablemente el dolor de tus articulaciones

6- Propiedades depurativas y antioxidantes. 
Las semillas de chía ayudan a eliminar líquidos y toxinas, regulan la flora intestinal, previenen la oxidación celular y benefician a otras tantas funciones que nos mantienen bien por dentro y hacen que se note por fuera. 





Texto de: enfemenino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ten recetas veganas en tus círculos:

Entradas